Saltar al contenido

Los mejores tips para tu dieta

Los mejores tips para tu dieta

Los mejores tips para tu dieta

 

Grasas saludables

El objetivo de la dieta mediterránea no es limitar el consumo total de grasas, sino más bien tomar decisiones acertadas sobre los tipos de grasas que consume. La dieta mediterránea desalienta las grasas saturadas y los aceites hidrogenados (grasas trans), que contribuyen a la enfermedad cardíaca.

La dieta mediterránea presenta el aceite de oliva como la principal fuente de grasa. El aceite de oliva proporciona grasas monoinsaturadas, un tipo de grasa que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL cuando se usa en lugar de grasas saturadas o trans.

Los aceites de oliva “extra virgen” y “virgen”, las formas menos procesadas, también contienen los niveles más altos de los compuestos de plantas protectoras que proporcionan efectos antioxidantes.

Las grasas monoinsaturadas y las grasas poliinsaturadas, como el aceite de canola y algunas nueces, contienen el ácido linolénico beneficioso (un tipo de ácido graso omega-3). Los ácidos grasos omega 3 reducen los triglicéridos, disminuyen la coagulación sanguínea, se asocian con una disminución del ataque cardíaco repentino, mejoran la salud de los vasos sanguíneos y ayudan a moderar la presión arterial.

Los pescados grasos, como la caballa, la trucha de lago, el arenque, las sardinas, el atún blanco y el salmón, son fuentes ricas en ácidos grasos omega-3. El pescado se come regularmente en la dieta mediterránea.

Los mejores tips para tu dieta
diferencia entre el aceite de oliva extra virgen y virgen

Los efectos vino

 

Los efectos del alcohol sobre la salud se han debatido durante muchos años, y algunos médicos son reacios a fomentar el consumo de alcohol debido a las consecuencias del consumo excesivo de alcohol en la salud.

Sin embargo, el alcohol, con moderación, se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca en algunos estudios de investigación.

La dieta mediterránea generalmente incluye una cantidad moderada de vino. Esto significa no más de 5 onzas (148 mililitros) de vino al día para las mujeres (o los hombres mayores de 65), y no más de 10 onzas (296 mililitros) de vino al día para los hombres menores de 65 años.

Si no puede limitar su ingesta de alcohol a las cantidades definidas anteriormente, si tiene antecedentes personales o familiares de abuso de alcohol, o si tiene una enfermedad cardíaca o hepática, evite beber vino o cualquier otro tipo de alcohol.

 

Poniéndolo todo junto

 

La dieta mediterránea es una forma deliciosa y saludable de comer. Muchas personas que cambian a este estilo de alimentación dicen que nunca comerán de otra manera. Aquí hay algunos pasos específicos para comenzar:

Coma sus vegetales y frutas, y cambie a granos enteros. Una gran cantidad y variedad de alimentos vegetales deberían constituir la mayoría de sus comidas. Esfuércese por siete a 10 porciones al día de verduras y frutas. Cambie al pan integral y cereales, y comience a comer más productos de pasta y arroz de ganancia completa.

Enloquece. Mantenga las almendras, anacardos, pistachos y nueces a mano para un refrigerio rápido. Elija la mantequilla de maní natural, en lugar del tipo con grasa hidrogenada agregada. Pruebe tahini (semillas de sésamo mezcladas) como un dip o untable para pan.

Pasa la mantequilla. Pruebe el aceite de oliva o de canola como un reemplazo saludable para la mantequilla o la margarina. Úselo en la cocina. Sumerja el pan en aceite de oliva con sabor o extiéndalo ligeramente sobre pan integral para obtener una sabrosa alternativa a la mantequilla. O pruebe tahini como un baño o una extensión.

Condimentado. Las hierbas y especias hacen que los alimentos sean sabrosos y también ricos en sustancias que promueven la salud. Sazone sus comidas con hierbas y especias en lugar de sal.

Ve pez. Come pescado una o dos veces a la semana. Atún fresco o envasado con agua, salmón, trucha, caballa y arenque son opciones saludables. El pescado a la parrilla sabe bien y requiere poca limpieza. Evite el pescado frito, a menos que esté salteado en una pequeña cantidad de aceite de canola.

Rein en la carne roja. Sustituya el pescado y las aves por carne roja. Cuando lo haya comido, asegúrese de que sea delgado y mantenga porciones pequeñas (aproximadamente del tamaño de una baraja de cartas). También evite las salchichas, el tocino y otras carnes con alto contenido de grasa.

Elija lácteos bajos en grasa. Limite los productos lácteos con más grasa, como leche entera o 2 por ciento, queso y helado. Cambie a leche descremada, yogurt descremado y queso bajo en grasa.

Levante un vaso para comer sano. Si está bien con su médico, tome una copa de vino en la cena. Si no bebes alcohol, no necesitas comenzar. Beber jugo de uva morado puede ser una alternativa al vino.

¡Mantente feliz y saludable!

Un saludo amigos esto es todo por este post.